Ahmed Bermejo

Usa tu intelecto

Ahmed Bermejo

Cambia tu sociedad

Mezquita Mayor de Granada

'Id al Adha 2014

Ahmed Bermejo

La Creencia en Allah

Ahmed Bermejo

Tres salvadoras

Ahmed Bermejo

Tres destructivas

Ahmed Bermejo

'Id al Fitra 2014

Ahmed Bermejo

El gasto en Ramadán

Ahmed Bermejo

La paciencia en Ramadán

Mezquita Mayor de Granada

Ramadán 2014 - 1435

Ahmed Bermejo

Bienvenida a Ramadán

Ahmed Bermejo

Dar consejo

El buen uso de los dones de Allah

Alhamdulillah. ¡Siervos de Allah! Os encomiendo y a mí mismo tener temor y consciencia de Allah. Sabed que Allah ha hecho poblar esta tierra al hombre y en ella le ha hecho Su califa, Su representante. Le ha concedido todo cuanto le hace falta en ella y todo cuanto le hace su vida llevadera y posible. Le ha facilitado desplazarse por ella en la búsqueda de su provisión. Le ha ordenado que preserve y guarde cuanto hay en ella en buen orden y le ha prohibido extender la corrupción en la tierra. “El es Quien ha hecho la tierra dócil y a vosotros sometida. Así pues caminad por ella y comed de Su provisión. Y a El es el retorno”. (Surat Al Mulk, ayat 15) Establecer lo correcto en la tierra y protegerla, se realiza obedeciendo a Allah y siendo agradecido con Sus dones, respetando la naturaleza y acatando las leyes que la rigen. Al hacerlo, es decir al ser agradecido, los dones permanecen y crecen. Dice Allah el Excelso: “Si hubieran creído las gentes de las ciudades, les habríamos abierto las bendiciones del cielo y de la tierra”. Y dice también: “Y si hubieran caminado por nuestro camino rectamente les daríamos de beber agua abundante y con ella les pondríamos a prueba”. (Surat Al Yinn, 16) La presencia de un don es al mismo tiempo una prueba. Esta es la práctica de Allah que no cambia y no se altera. Sin embargo, cuando el hombre se aparta del sendero recto, desobedece y pretende alterar las leyes que gobiernan el universo y corromper la Tierra, entonces las bendiciones se tornan en desgracias. La Historia confirma este hecho y de ello nos da el Noble Corán numerosos ejemplos. El agua es la mejor de las bendiciones y de ella proceden los medios de subsistencia y provisiones del hombre. Hay pueblos que cuando han negado a Allah y a Sus Mensajeros, Allah el Excelso los ha destruido por medio de esta bendición que es el agua y que se convirtió para ellos en desgracia. Así, por ejemplo, el pueblo de Nuh (Noé, la paz con él) ahogado en el Diluvio y el Faraón y su pueblo. La bendición del aire es uno de los mayores dones. Nadie puede prescindir de respirar. Allah, gloria a El, nos informa de que al pueblo de Ad, cuando negaron a Allah y rechazaron a Sus Mensajeros los atormentó con el viento arrasador que los exterminó completamente. La riqueza es también un regalo de Allah para Sus siervos. Por medio de ella se adquieren mercancías y se consiguen objetivos; y con ella se compra también el Jardín. Sin embargo, cuando el hombre se apropia de ella sin serle lícita y la gasta en transgredir los límites de Allah; y no la da a quienes tienen derecho a ella y pretende ignorar y se desentiende de los pobres, los necesitados y los miembros de su familia y de los derechos que tienen sobre su riqueza... Entonces la riqueza es la causa de su perdición en esta vida y del tormento en la próxima. Esto se refiere tanto a individuos como a sociedades: gobiernos y pueblos. El Generoso Corán menciona el castigo del pueblo de Shuaib (la paz con él), los Madyan, que tenían la costumbre de apropiarse injustamente de la riqueza ajena y de imponer a la gente tasas e impuestos injustos, así como practicaban la extorsión y el engaño en los pesos y medidas de las cosas. Cuando persistieron en todas estas prácticas Allah los destruyó con un tormento doloroso, tremendo. Otro caso es Qarún, a quien Allah le había favorecido con una riqueza inmensa y, sin embargo, él era mísero y arrogante, vanidoso de su propia persona y de su riqueza. Su final fue que la tierra se lo tragó a él y a su mansión, en una avalancha. Por todo eso, encontramos en el Libro de Allah que Allah, gloria a El, ordena al hombre recorrer la Tierra no sólo para disfrutar, sino para reflexionar y meditar en profundidad sobre el destino de los pueblos pasados. Sin duda que las comunidades del pasado fueron más poderosas en sus civilizaciones que nosotros, sus riquezas más abundantes, sus cuerpos más fuertes y sus reinos más grandiosos. Siempre encontramos que el final de los rechazadores, los corruptos, los criminales y los opresores ha sido la destrucción y la desgracia. Su final ha sido la ruina en este mundo y el fracaso en la próxima vida. Después de haber sido tiranos, corruptores en la Tierra y después de haber matado y causado destrucción, pasaron a convertirse en cadáveres inertes y sus residencias quedaron abandonadas y vacías, como si no hubieran estado nunca ocupadas. Nadie los recuerda después, si no es peyorativamente. Ciertamente que el hierro es una bendición, que Allah ha otorgado al hombre y esa bendición es especialmente manifiesta en esta época. El hierro facilita muchas cosas en la vida del hombre y le facilita alivio y descanso. Así mismo los minerales que Allah, gloria a El, ha dispuesto en los interiores de la Tierra y que en esta época Allah ha dado a los hombres la habilidad de extraer y utilizar para tantos fines útiles. El hombre debe ser agradecido con estas bendiciones y obedecer a Allah en su utilización, al servicio de lo que es provechoso y benéfico para la humanidad. De lo contrario estas bendiciones se convertirán en una desgracia, que afectará tanto a las tierras verdes como a las secas. Esta misma ley de la existencia que se aplica a las comunidades y a los pueblos y naciones, también se aplica a los individuos. Los dones que Allah, gloria a El, le concede al hombre son incontables e innumerables. Los miembros de su propio cuerpo son, en sí mismos, bendiciones. Y todas las bendiciones exigen y merecen gratitud La gratitud en este caso es ponerlos al servicio del propósito para el que fueron creados, buscando con ello complacer al Señor y Creador que los dio. Nuestro Profeta, paz y bendiciones de Allah con él, dijo: “Todo huesecillo del cuerpo debe dar sádaqa cada día en el que el sol sale. Poner concordia entre dos es sádaqa. Ayudar a otro a cargar los bultos sobre su cabalgadura o ayudarle a subirse o a descargarle sus equipajes es sádaqa. Y la buena palabra es sádaqa. Y todo paso hacia la oración es sádaqa. Quitar un obstáculo del camino es sádaqa”. (Hadiz de Abu Huraira, radialahu an, recogido por los dos Sheijs Bujari y Muslim, que Allah esté complacido con ellos) Otros dones de Allah son: el conocimiento, la educación y la cultura, la inteligencia, la influencia entre los hombres, el poder, la habilidad y los oficios que uno domina... Todas las cosas que Allah ha puesto al alcance y servicio del hombre son dones. Si en ellas se opone al Mandato de Allah, no debe extrañarse de que se conviertan en una desgracia y en la causa de su propia destrucción. Y el creyente sufre también penalidades, sin duda. Sin embargo, en el caso del creyente las penalidades y sufrimientos son expiación por sus faltas y un medio de elevar su grado ante Allah. Hay quienes no diferencian entre las penalidades que el creyente padece y el castigo del kafir (el incrédulo) y del injusto. El asunto del creyente es siempre bueno, incluso cuando padece una contrariedad. Y por el contrario, el injusto opresor, aunque piense que se encuentra en la mayor comodidad y disfrute, está en el mal más grave. Porque el verdadero valor de los asuntos se mide por su conclusión; y las acciones se evalúan por su final. [Al ‘Amal bil Jawaatin]. El inteligente es el que se examina y se juzga antes de que le examinen y le juzguen. Y el dichoso es el que se deja amonestar y toma en consideración el buen consejo que otros le dan. * * * * * * * Alhamdulillah. La vida del creyente tiene un propósito y su objetivo es nítido y definido. Y cuanto hace y cuanto deja de hacer tiene una dirección y un propósito y lo hace con seguridad y confianza. Puede que a veces le acaezca la debilidad y se desvíe de la firmeza y la seriedad; pero en cuanto recuerda a su Señor y lo menciona con su lengua y le pide perdón, entonces recupera el camino y perfecciona su conducta y retorna a su objetivo. Allah el Excelso nos ha ordenado ser equitativos y moderados en todos los asuntos. Nos ha prohibido los excesos y las miserias –es decir, excedernos o quedarnos cortos-, también el despilfarro y la tacañería. Esto, no sólo en lo que se refiere a la riqueza sino también en los actos de adoración y en otros aspectos de la vida del hombre. Dijo el Mensajero de Allah, paz y bendiciones de Allah sobre él: “Actuad con propósito e intentad ser moderados. Madrugad y haced el bien en la tarde; y dedicad una hora por la noche. El que tiene prudencia y moderación tiene éxito”. (Hadiz de Abu Huraira, radialahu an, recogido por Bujari, Muslim, Nasai, Ahmed e Ibn Maya, que Allah este complacido con ellos) Cuando el hombre se abstiene de los actos de transgresión, especialmente aquellos que causan daño a otros y corrompen la sociedad y la tierra, sólo le queda al hombre cumplir con los actos de adoración. Y al hombre no se le pide más que lo que está en su capacidad y en eso el Islam es fácil. El Din es facilidad. Lo importante es la continuidad, la perseverancia y la regularidad. No excederse en nada, ni siquiera en los actos de adoración. Reconciliar a la gente es una de las mejores sádaqas (lo que se da a los demás con generosidad). Propagar los conflictos y sembrar la discordia son de las más perversas maldades que el hombre puede cometer. Ayudad y Allah os ayudará. Transmitid a la gente lo que les alegra y no les ahuyentéis. Los pasos a la Mezquita son sádaqa y una buena palabra es sádaqa. Que Allah nos haga ser de los que agradecen Sus dones y los utilizan en la búsqueda de Su complacencia y de Su satisfacción. Amín. Que Allah bendiga a Su Siervo y Mensajero Muhammad y a su familia; y sus nobles compañeros; y a todos cuantos les sigan con sinceridad hasta el Último Día. Amín. Wa salla Allahu ala Saydina Muhammad wa ‘ala alihi wa sahbihi wa sallam. Amín.

[more]

Newsitem 418 till 418 out of 501 newsitems.

Latest Videos

Hadiz 1 - Por Ahmed Bermejo

Please fill in the information of your subscription.

 

You have already subscribed to Usuarios and wish to update or terminate your subscription? Click here!