El buen sello

Musulmanes tened consciencia de Allah con temor y sinceridad. Y tomad como norma de conducta la acción recta. Quien se acostumbra a una cosa en su juventud le saldrán las canas y seguirá en esa cosa. Y quien esta acostumbrado a una cosa en su madurez morirá en ella. Y quien muere firme en una cosa en esa misma cosa le encontrará el Levantamiento. Sabed, y que Allah tenga misericordia con vosotros, que Allah el Excelso nos ha creado para adorarle y para cumplir con lo que El nos ha impuesto como obligación tanto internamente como externamente. La acción no es aceptada por Allah mientras el corazón, la lengua y los miembros del cuerpo no estén unificados y conformes entre si. En lo interior es la sinceridad y en lo exterior es el cumplimiento de lo obligatorio y el abandono de las cosas prohibidas. Esa es la acción útil que beneficia a quien la realiza y a otros. Y una situación extremadamente grave y peligrosa es que el ser humano manifieste externamente bondad, y oculte en su interior lo contrario. Por esa razón los hombres rectos de nuestra comunidad tenían temor de que sus personas y sus acciones no fueran sinceras y se reunían en ellos el temor de Allah y las acciones rectas. Dice Allah el Altísimo: “Aquellos que están sobrecogidos por el temor a Su Señor y los que creen en las aleyas de Su Señor y los que no atribuyen asociados a Su Señor y los que dan de lo que se les ha dado y sus corazones están estremecidos sabiendo que han de retornar a Su Señor” (Surat Al Muminun, 57) Estos hombres rectos de nuestra Ummah eran temerosos de sus acciones, de que se volvieran vanas y se perdiera su mérito por causa de la vanidad, de que fueran hechas para que otros las vieran. No se fiaban de sus propios egos, y su anhelo y su encomendarse humildemente a Allah eran enormes. El creyente obra, pero siempre tiene presente en todas sus acciones la culminación y el sello de todas ellas. Teme por si mismo y se pone en guardia, teme que el Shaytan le engañe, que le haga olvidarse y apartarse del recuerdo de Allah y teme que le pudiera llegar el encuentro con Allah sin estar guiado. Por eso dice Allah a Sus siervos creyentes: “Vosotros que creéis sed conscientes de Allah como El merece y que no os llegue la muerte sin estar a El sometidos” (Surat Ali Imran, 102) Esto quiere decir: sed firmes y comprometidos con el Islam y sed rectos para que cuando os llegue la muerte os encuentre en estado de sometimiento al Real, sin haber cambiado ni haber dejado el Islam. Allah nos informa acerca de su profeta Yaqub en Su Libro, cuando nos dice: “Y le encomendó Ibrahim a sus hijos (el sometimiento a Allah) y también Yaqub a sus hijos: Hijos míos, Allah ha elegido para vosotros el Din, por consiguiente no muráis excepto como musulmanes (sometidos)” (Surat Baqara, 132) Es decir: su amonestación a sus descendientes era: sed comprometidos en el Islam con vuestro conocimiento y con vuestros actos, en el interior y en el exterior y pedidle a Allah que os haga firmes en la verdad. Los corazones de Sus Siervos están en la mano de Allah, El los hace girar como quiere. El Profeta paz y bendiciones de Allah sobre El, solía repetir mucho esta súplica: “Oh Allah tu eres el que hace girar los corazones, torna mi corazón a tu Din”. Aisha que Allah esté complacido con ella, le preguntaba: “¿Es que temes por nosotros, Mensajero de Allah?” Y decía: “Es verdad que los corazones de los siervos están entre los dedos del Misericordioso, y los hacer tornar como El quiere; cuando quiere darle la vuelta al corazón de un siervo Suyo le da la vuelta”. Uno de los signos de que Allah le da su ayuda y éxito a Su siervo y un buen sello al final de sus días es que le asista para mantenerse hasta el fin de su vida realizando buenas obras, con rectitud. Dijo el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz: “Cuando Allah quiere el bien para uno de sus siervos, lo usa”. Le dijeron: “¿Cómo lo usa, Mensajero de Allah?”. Dijo: “Le asiste para que sus obras sean rectas hasta su muerte”. (Hadiz relatado por Anas transmitido por Tirmidhi y Ahmad) Y así es como Allah le salva. Con una tawba sincera, y le cambia sus malas acciones en buenas. Y así es como se libra del daño y las injusticias de otros. Cuando le llega la muerte le encuentra firmemente enraizado en la verdad y en la guía recta. Y es uno de los que Allah menciona en Su Libro: “Aquellos que dicen Allah es nuestro Señor y después son rectos, descienden sobre el los ángeles para decirles: no temáis y no os entristezcáis y alegraos de las buenas noticias del Jardín que se os ha prometido. Nosotros somos tus amigos en esta vida y en la próxima. Y en ella tendréis lo que deseéis y conseguiréis lo que pidáis” (Surat Fussilat, 20) Así es el caso de los amigos sinceros de Allah, quienes actúan por sinceridad con Allah y son verídicos en su relación con El, sin ánimo de reputación, ni fama, y sin buscar que otros le vean o digan acerca de él. El musulmán debe siempre pedir a Allah que le conceda un buen sello a su vida, el sello es la principal preocupación de la gente recta. No por poca confianza o por mala opinión de Allah, sino por temor de sus propios egos, y de lo que puedan ocultar de maldad les traigan malas consecuencias y porque temen que no se arrepientan a tiempo de sus errores y de sus faltas y temen que su vida llegue al final y no les haya valido de nada. Un buen sello a la vida tiene sin duda sus medios, el primero de ellos es tener taqwa de Allah en secreto y en público, y después ser sincero por Allah en la palabra y en la acción y ser recto en la senda de la verdad y también sentir en el corazón que Allah tiene un conocimiento completo, detallado y minucioso de lo que hace y de lo que oculta. Y de que nada de sus asuntos se le oculta. Después de todo ello, ser muy perseverante y constante en recordar a Allah y en volverse a El con humildad a pedir Su ayuda y recitar mucho el Coran y guardar con sinceridad y con certeza las obligaciones del Islam. Allah no permite que se eche a perder la recompensa de quienes hacen el bien. A El le pedimos que haga que nuestras mejores acciones sean las últimas y que las más nobles obras sean las que pongan sello a nuestras vidas y que el mejor y más dichoso de nuestros días sea el día de nuestro encuentro con El. ******** ¡Musulmanes! El buen sello de una vida tiene señales. Una de ellas es que el siervo tenga la fortuna de haber sido auxiliado por Allah en que sus últimas palabras, lo último que diga sea la declaración de sinceridad. Quien concluye su existencia en este mundo con esas palabras ha conseguido el éxito inmenso. En el Hadiz: “Aquel cuyas últimas palabras en esta mundo sean: La ilaha illa Allah, entrará en el Jardín”. (Hadiz narrado por Mu´adh transmitido por Abu Daud). En el momento de la agonía de la muerte la ayuda de Allah está presente para los que tienen Iman, para que pronuncie las palabras del tawhid, palabras que libran a quien las pronuncia del Fuego y le dan su protección y garantía de que no será esa su morada eterna. Cuando el siervo esta a las puertas de la muerte, sus fuerzas están mermadas, esta impotente y débil y el Shaytan le acosa con todos sus medios intentando arruinar su sello en el último momento, haciéndole parecer hermosa la falsedad e invitándole a renegar (kufr). Sin embargo al mumin, Allah le asiste afianzándole en la verdad, y para que pronuncie las palabras de la unidad y para que sean esas sus últimas palabras. Y entonces: esa es la mayor de las bendiciones y el éxito más grandioso. “Allah hace firme a los que creen con la palabra firme, en esta vida y en la próxima” (Surat Ibrahim, 27) ¡Musulmán! Pídele a Allah que te dé un buen fin y cuídate de que no te traicione las falsas imaginaciones y esperanzas vanas en ese momento y guárdate de que tu lengua no pronuncie en ese momento lo que ocultabas en tu pecho de falsas creencias o apego a las maldades y actos de desobediencia o la opresión y la injusticia, o de que se pongan de manifiesto en ese momento tu poca sinceridad y haber hecho las cosas para la galería, para que te vean y de que te encuentres entonces con Allah sin estar bien guiado. ¡Que Allah nos libre a nosotros y a vosotros de ello! Tened taqwa de Allah, y tened presente las nefastas consecuencias de las faltas y de las transgresiones. Y sed constantes en vuestra obediencia a Allah. A Allah le pedimos que haga nuestros pasos firmes y seguros sobre el camino recto y que no permita que nuestros corazones se desvíen después de habernos guiado y que nos haga vivir y morir como musulmanes sometidos a El. Y paz y bendiciones sobre nuestro maestro y guía, el Profeta Muhammad, y sobre su familia y sus nobles compañeros. Amin

[more]

Newsitem 418 till 418 out of 565 newsitems.

Latest Videos

Hadiz 1 - Por Ahmed Bermejo

Please fill in the information of your subscription.

 

You have already subscribed to Usuarios and wish to update or terminate your subscription? Click here!