La purificación del corazón

Alhamdulillah. ¡Creyentes! La validez de la totalidad de las acciones del ser humano está sujeta a la purificación del corazón. El corazón es el centro, el eje, en el hombre y la Sharía (la Ley Revelada) lo mira con mucho detalle. Es muy importante. Todas las acciones giran en torno al corazón. Dice Allah, Enaltecido y Excelso, en el Corán: “El día en que ni la riqueza ni los hijos servirán de nada. Sólo quien venga a Allah con un corazón limpio (en árabe ‘Salim’: sin corrupción ni enfermedad, a salvo)”. (Sura as-Shu’ará) Dijo el Mensajero de Allah, Paz y bendiciones de Allah con él: “Hay en el cuerpo un trozo de carne que si está sano, todo el cuerpo está sano, y si se corrompe todo el cuerpo se corrompe, ciertamente ése es el corazón”. (Hadiz compilado por Bujari, que Allah esté complacido con él) No es posible que una persona quiera el bien para sus hermanos y les produzca beneficio y que lleve a cabo acciones de bien excepto si su corazón está puro; y todo aquel que guarda odio hacia sus hermanos y causa perjuicio a los siervos de Allah, Glorificado y Enaltecido, y corrompe en la tierra; todo eso sabed que es fruto y consecuencia de la corrupción del corazón y su bajeza. Y por ello, nuestro Din nos advierte contra todo lo que hace que los corazones se vuelvan ásperos y contra lo que enturbia su claridad, su pureza; y paralelamente nos encomienda y nos empuja a todo aquello que llama a la hermandad y la unidad entre los corazones. Dijo el Profeta, Paz y bendiciones de Allah con él: “Tened cuidado con el dhann, (las suposiciones y sospechas), pues el dhann son las palabras con más mentira (es decir, hablar mal de otros basándose en suposiciones y sospechas). No os espiéis, no os odiéis, no os deis la espalda y sed siervos de Allah, hermanos; tal y como os ha ordenado Allah Ta’ala. El musulmán es hermano del musulmán, no le hace injusticia, ni le traiciona ni le desprecia. Suficiente mal ha hecho una persona despreciando a su hermano musulmán. Todo musulmán es Haram (sagrado) para el musulmán, su riqueza, su sangre y su honor. La Taqwa (temor de El) está aquí, la Taqwa esta aquí (y señaló a su pecho)”. (transmitido por Muslim) La Taqwa está en el corazón. El corazón es donde Allah, Enaltecido y Excelso, pone la vista a la hora de mirar a Sus siervos. El no mira a sus formas y cuerpos, sino que mira a nuestros corazones y a nuestras acciones. Por lo tanto, no hay para el hombre beneficio en cansarse, buscando la perfección y la belleza de su físico, sus formas y su apariencia, mientras no se preocupe de arreglar su interior. ¡Musulmanes!, El Ihsan (la Excelencia), el estado del Ihsan no se puede conseguir si no es con un corazón puro. El Ihsan, según lo describió el Profeta, Paz y bendiciones de Allah con él, en el famoso hadiz de Yibril, la Paz con él, en el que éste le pregunta sobre el Islam, el Iman y el Ihsan, es: “Que adores a Allah como si Lo vieras, pues si no Lo ves, El te ve a ti”. Es un estado de conciencia, es estar continuamente recordando a Allah, en Su presencia, adorándolo sin dejarlo en ningún instante, en ninguna faceta de tu vida. Y saber, que aunque tú no Lo veas, El te está viendo, ve todo lo que haces. “Allah es Quien todo lo oye, todo lo ve”. Y ese estado no se puede conseguir si uno no ha purificado su corazón de todas las impurezas y turbiedades que normalmente le afectan. Éstas, están mencionadas en el Corán repetidas veces como las enfermedades del corazón, por lo que el purificarse de ellas es un proceso de curación. Estas enfermedades son muchas: la envidia, la codicia, la avaricia, la vanidad, la ostentación (riyá), orgullo, ingratitud … éstas son sólo unas pocas, entre muchas otras, de esas malas cualidades que mancillan el corazón humano y que necesitan ser eliminadas, si el individuo tiene la esperanza de ganar la pureza del corazón necesaria para la formulación de la intención sincera, esencial para que los actos de adoración sean aceptados. El Amir al-Muminin, Abu Hafs ‘Umar ibn al-Jattab, que Allah esté satisfecho con él, dijo: “Escuché al Mensajero de Allah, Paz y bendiciones de Allah con él, decir: “Las acciones son según las intenciones””. La importancia de este hadiz está mostrada en el hecho de que muchos de los grandes muhaddizín (transmisores de la ciencia del hadiz), incluido el Imam Bujari, han empezado sus colecciones con él. Los Fuqaha [depositarios del conocimiento de la Sharia] están de acuerdo en que el lugar donde se pone la intención, o donde se hace la intención, si se quiere, es el corazón. No es suficiente por lo tanto, que la intención se formule solamente en la lengua. Las palabras del Mensajero de Allah, Paz y bendiciones de Allah con él, en este hadiz ponen en claro que el resultado de la acción de una persona, depende de lo que haya en su corazón. Dicho de otra manera, de lo que realmente quiere y espera de lo que está haciendo, de esa acción. Esto no es una cosa fácil porque el corazón, muy a menudo, contiene varios motivos en conflicto y deseos, enfermedades, de ésas que hemos mencionado, que se mezclan de un modo turbio al emprender una acción. No puedes decir que estás haciendo algo sólo por la Faz de Allah, Enaltecido y Excelso, cuando lo cierto es que tu motivación es ambivalente y confusa. Para que una acción sea de verdad por Allah y Su Mensajero, tu corazón debe estar libre de todas las otras emociones en conflicto y deseos, que a todos en algún momento nos preocupan. En otras palabras, una intención pura, necesita un corazón purificado. Por consiguiente, el mérito y el buen resultado de todos los actos depende de que estén emprendidos con un corazón puro, limpio y sano. * * * * * * Alhamdulillah. Una de las bendiciones de Allah sobre Sus siervos, es que ha hecho que sus corazones tengan afinidad, congenialidad. Y les ha dado la capacidad de ayudarse en el bien y crear los orígenes del afecto, la benevolencia y la misericordia. El Profeta, Paz y bendiciones de Allah con él, dijo: “El ejemplo de los creyentes en su afecto, su buen trato y su misericordia entre ellos, es como el de un solo cuerpo; si un miembro/órgano del mismo se queja (se ve afectado, enferma) todo el resto de los miembros se levantan por él en desvelo y fiebre”. (Hadiz de Bujari, que Allah esté satisfecho con él) Allah, Enaltecido y Excelso, ha ordenado a Sus siervos que se aferren a Su Din y a Su Corán, hasta que no quede rendija ninguna por donde entre la separación ni el odio. Y les recuerda, Su gran favor sobre ellos al unir sus corazones y hacerlos afines, cuando dice: “Y aferraos todos juntos a la cuerda de Allah y no os separéis; y recordad el favor que Allah ha tenido con vosotros cuando, ha unido vuestros corazones, y por Su gracia os habéis convertido en hermanos”. (Sura Ali ‘Imran, 103) Que Allah bendiga a Su Siervo y Mensajero Muhammad y a su familia; y sus nobles compañeros; y a todos cuantos les sigan con sinceridad hasta el Último Día. Wa salla Allahu ala Saydina Muhammad wa ‘ala alihi wa sahbihi wa sallam. Amín.

[more]

Newsitem 418 till 418 out of 510 newsitems.

Latest Videos

Hadiz 1 - Por Ahmed Bermejo

Please fill in the information of your subscription.

 

You have already subscribed to Usuarios and wish to update or terminate your subscription? Click here!